La soldadura expone a los trabajadores a una combinación de riesgos bastante particular. Al soldar se produce humos y ruido, y se hace uso de electricidad o gas, por lo que pueden ocurrir incendios, explosiones, descargas eléctricas o quemaduras. Todos estos riesgos hacen que se deba prestar especial atención a esta tarea para prevenir posibles accidentes.

Es importante tomar algunas precauciones a la hora de soldar. La principal es utilizar solamente equipos de soldadura en los que haya sido capacitado. El uso incorrecto del equipo puede provocar serias lesiones. También es de vital importancia contar con ropa de protección para cubrir todas las áreas expuestas del cuerpo que podrían recibir chispas o salpicaduras calientes. Se recomienda contar con guantes incombustibles, delantal de cuero y zapatos altos para protegerse correctamente. Otro elemento indispensable es el casco específicamente diseñado para la tarea. Este debe contar con placas de filtración para protegerse de los rayos infrarrojos, ultravioleta y de la radiación visible.

En la nota se listan más medidas preventivas a la hora de soldar, relacionadas con las características necesarias que debe tener el área de trabajo y las precauciones que se deben tomar en cuanto a los materiales a soldar.

Escribí tu búsqueda y presiona Enter